¿Qué es el método Seed Cycling? ¿Realmente funciona?

Muchas mujeres tienen periodos irregulares sus ciclos van y vienen y realmente su salud hormonal está afectada por lo que tienen unas menstruaciones que frecuentemente están asociadas con un síndrome premenstrual fuerte: retención de líquidos, dolores abdominales, episodios de estreñimiento seguido de diarreas, migrañas, digestión pesada…
Todos estos desajustes ocurren debido a que el estrógeno está dominando con respecto a la progesterona durante la segunda mitad del ciclo, en la fase lútea.
Hay muchos alimentos que nos pueden ayudar a regular el ciclo. Las semillas son grandes aliadas para reducir los síntomas del Síndrome Premenstrual y conseguir que los ciclos sean más predecibles.
Es un método popularizado en Estados Unidos. Es una manera de introducir 4 tipos de semillas con un gran perfil nutricional en nuestra dieta a lo largo del mes.
Las semillas son:
Lino o Chia
Calabaza
Girasol
Sésamo

El método de Seed Cycling, o lo que es lo mismo:  Rotación de semillas, implica que durante la primera fase de tu ciclo tomes unas y en la segunda fase otras.

En la fase folicular se aconseja 1 cucharada de : Lino/Chia y Calabaza.

Eso es el día 1 de tu ciclo (menstruación) y hasta el día de la ovulación.

En la fase lútea toma una cucharada de: Girasol y Sésamo

Desde el día 14 (ovulación) hasta el dia 28(último dia antes de la menstruación)

Beneficios de las semillas

El lino y el sésamo tienen un componente muy importante: lignanos . Es la parte externa de la semilla que se vuelve gelatinosa y tiene una interesante propiedad de equilibrar el exceso de estrógeno.

Además las semillas de girasol, la calabaza y el sésamo por un lado son fuentes de : Zinc, Fósforo, Magnesio y Vitamina E. y por otro tienen un tipo de grasa mono y poliinsaturadas beneficiosas para la salud cardiovascular. Sin olvidar que el omega 3 del lino , aunque no tan efectivo como el omega 3 del pescado, sigue teniendo efecto antiinflamatorio. Dicho de otra manera el consumo regular te ayudará a reducir la inflamación de la menstruación.

Es cierto que no hay actualmente estudios que verifiquen realmente su eficacia y en realidad no hay evidencias que justifiquen el consumo cíclico de las mismas. Pero muchas mujeres sienten que han mejorado notablemente tras varios ciclos de semillas aunque no sabemos si han hecho algo más aparte de incluir semillas cada dia.

También quiero aclarar que muchas dietas folclóricas y excentricidades dietéticas vienen de Estados Unidos, donde el ciudadano medio no conoce lo que es un pepino natural. Por esto en muchos casos, llevan una dieta muy pobre en nutrientes y están lejos de nuestra dieta mediterránea y el consumo de aceite de oliva como fuente diaria de grasa. Entiendo que es comprensible que muchas mujeres en el mundo hayan probado este método y hayan notado una mejoría hormonal.

Incluye las semillas en tu dieta

Dejando de lado la crítica necesaria para comprender que la alimentación es mucho más que incluir un alimento. No obstante, es interesante desde el punto de vista nutricional incluir estas semillas de manera regular en la dieta de la mujer.

Los nutrientes que aportan son fuente de ácidos grasos omega 3 (ALA)y omega 6, vitaminas E, vitamina B,  Calcio, Zinc y Selenio. Todos ellos muy necesarios para un ciclo menstrual sano y esenciales para la fertilidad.

Desde luego mi recomendación, en especial para vegetarianas es incluir estas semillas altamente nutritivas en la dieta de manera habitual.

¿Mi consejo? En resumen,compra lino, calabaza, sésamo y girasol . Haz una mezcla de las 4 semillas y ponlas en un bote hermético. Cada día incluye una cucharada de semillas en un yogur, avena, cereales, pasta, verduras, ensaladas, pescados… Aportarás salud a tu organismo y ayudarás a mantener un nivel óptimo de grasas necesarias para la formación adecuada de hormonas.